Cómo medir la libertad económica

El índice histórico de Prados de la Escosura

Qué dimensiones debe incluir un índice histórico de libertad económica y qué indicadores utilizar para medirlas merece una consideración detenida.

Leandro Prados de la Escosura, Catedrático Rafael del Pino y de Historia Económica de la UC3M, toma de referencia el Índice mundial de libertad económica (EFW) del Fraser Institute, que distingue cinco dimensiones principales de la libertad económica (tamaño del Estado, estructura legal y seguridad de los derechos de propiedad, dinero, comercio internacional y regulación) y lo adapta a la evidencia histórica.

Índice Histórico de Libertad Económica (HIEL)

Prados de la Escosura elimina del índice HIEL la dimensión “tamaño del Estado” ha sido excluida de HIEL, ya que defiende que el carácter de la acción del Estado, más que el volumen de su actividad, es lo que está en juego.

El Estado, como proveedor de protección a la persona frente a la coerción, es esencial para la libertad económica.

(Friedman, 1962)

El Estado, como proveedor de protección a la persona frente a la coerción, es esencial para la libertad económica (Friedman, 1962), ya que la libertad de actividad económica implica «libertad bajo la ley, no ausencia de toda acción del Estado» (Hayek, 1960). Así, sólo cuando el Estado no hace cumplir la ley general, se ve amenazada la libertad económica.

En Estados fiscales débiles, la incapacidad de aumentar los ingresos fiscales reduce la provisión de servicios públicos, por lo que la participación del Estado en el consumo total (el indicador empleado por el EFW) se mantiene baja (Besley et al., 2013), pero ello no implica una menor interferencia del Estado en las decisiones económicas individuales.

La estructura jurídica y la seguridad de los derechos de propiedad, la estabilidad de precios, el libre comercio y la regulación de las actividades económicas constituyen las dimensiones elegidas de la libertad económica. El siguiente paso consiste en calcular una forma “reducida” para cada una de ellas, que sea coherente espacial y temporalmente, y en la que los indicadores cardinales y objetivos tengan preferencia sobre los ordinales y los subjetivos. Luego, las medidas reducidas para cada dimensión serán combinadas en un índice de libertad económica.

Acceda al documento completo